EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Logo para la Bonarda Argentina

En lo que fue el primero de una serie de eventos para presentar el logo del varietal de la Bonarda Argentina, el municipio de San Martín, Mendoza, hizo una presentación ante la prensa en la galería de arte Zurbarán, en el centro porteño.

Durante el cocktail, al que asistieron sommeliers y periodistas, así como miembros de la Academia Argentina de Gastronomìa, se pudieron degustar 27 etiquetas de las bodegas Giménez Riili, Iaccarini, Nieto Senetiner, Lamadrid, Durigutti, Dante Robino, Colonia Las Liebres, Familia Morcos, Mi Estancia, Altillos de Medrano, La Añorada, Tierra de Andes, Casa La Primavera, Crotta, Mi Terruño, Mendoza Red Wine, Familia Busetti, La Hilda, Tierra Franca, Finca Los Charabones y Almahuar.

El evento estuvo ambientado con obras de arte alegóricas de Juan Lascano, Ernesto Bertani, Josefina Robirosa, Juan Manuel Jaimes Roy, Luis Falcini y una barrica intervenida por la artista mendocina Natalia Sánchez Valdemoros.

Además, un día después, los mismos vinos fueron degustados durante el ciclo cultural «Los Albores de la Patria», una serie de actos organizados por el Congreso de la Nación en el marco de los festejos del Bicentenario.

«Estamos contentos con los logros alcanzados hasta el momento y muy entusiasmados con el porvenir. En cada evento recibimos las mejores consideraciones para la Bonarda, tanto de expertos como del público en general a quienes les encanta y cada vez son más los productores que nos acompañan con sus vinos», explicó Bartolomé Robles, presidente del Concejo Deliberante de San Martín.

La acción, forma parte del plan que viene desarrollando la Municipalidad de San Martín para promocionar la Bonarda y han incluido, entre otras, participación en diferentes ferias de vinos, asesoramiento técnico a bodegas, presentación del varietal en Nueva York, y organización de eventos que promueven la exportación de Bonardas. La última, realizada en conjunto con ProMendoza, finalizó con un éxito rotundo, ya que cuatro bodegas consiguieron vender sus Bonardas a importadores de una misión comercial china.