EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Ajustando el maíz

La dinámica de los mercados, el impacto del ingreso de la cosecha norteamericana a contra estación en el mundo, la definición de los precios, el margen de rentabilidad y la preponderancia en la rotación inclinan a los productores locales a elegir este cultivo.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó un incremento del 25 % para el nuevo ciclo 2016/17, lo que podría alcanzar 4,5 M de Ha contra las 3,6 M de Ha del año anterior. De esta manera, sería la mayor superficie maicera en 16 años.

Aunque, en lo puntual y agronómicamente hay contrastes. En el sudeste cordobés se proyecta una caída en la siembra de septiembre por la altura de la napa -casi a nivel de superficie- y el estado de los caminos rurales, como consecuencia de las intensas lluvias del otoño último.

Según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se cosechó el 75 % del área total, que alcanza a 3,6 M de ha. Los mayores retrasos en la cosecha se ubican en Buenos Aires. Los lotes todavía poseen elevados niveles de humedad en los granos.

En el oeste bonaerense y norte de La Pampa, se sembró mucho maíz tardío que, por lluvias viene retrasada la cosecha. Los rindes, muy buenos, 10.500 kilos de promedio en el oeste bonaerense y entre 8.500 y 9.500 kilos en el norte pampeano, aunque citan elevada humedad, de 16,5 %, mientras que la tolerancia en puerto es dos puntos más abajo. Esto da la pauta de la necesidad futura de controlar las malezas.

Un aspecto no menor a tener en cuenta es el valor y que, en el mercado local cotiza a u$s 160 la tonelada, esto es u$s 30 más que en Estados Unidos. En la zona núcleo, por ejemplo, la rentabilidad del maíz se duplicó en esta campaña. Un estudio de la Bolsa rosarina calcula que el margen bruto del maíz ahora es de u$s 469 por hectárea.

Vale destacar que Argentina no tiene expectativa de una corrección en el tipo de cambio, como fue en la cosecha 2015/16 aunque es esperable un ajuste que empalme con el mercado mundial. A su vez, se aguarda un reacomodamiento de precios dada la mayor oferta mundial. En tal sentido, los mercados a término señalan que el precio a futuro, en la posición de Abril 2017, tiene una baja de u$s 20.