EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Quitan veto a importaciones

El gobierno de España levantó las restricciones a las importaciones de biodiesel provenientes de Argentina oportunamente aplicadas por la expropiación de autoridades locales de YPF a la empresa Repsol de aquél país.

En España, al no renovar la medida de restricción las importaciones de biocombustibles que llegan provenientes de Argentina tendrán ingreso libre a ese mercado.

Antes de la expropiación de YPF, el mercado español consumía biodiesel de soja argentino por más de u$s 800 M. En otro capítulo, la Unión Europea había subido los aranceles del 22 % al 26 %. Finalmente el país pagaba 24,6 % con pérdidas de hasta u$s 1.600 M al año. Recientemente, la Organización Mundial de Comercio (OMC) dio razón a los reclamos de la Argentina contra los aranceles antidumping que dispuso la UE sobre el biodiesel, aunque se espera el impacto efectivo del fallo.

La particularidad que tiene este mercado es que es relativamente nuevo para el país, comenzado cerca del año 2000- y muy pronto alcanzó a ubicarse entre los principales exportadores mundiales con un valor de ventas de u$s 1000 M al año. La gestión del gobierno de los Kirchner se encargó de desalentarla al ponerle retenciones, sumando conflictos diplomáticos que impactaron sobre la actividad.

La exportación de biocombustibles es de un genuino valor agregado que aprovecha la capacidad del sector productivo local. Previo a este anuncio estaba con capacidad ociosa al 60 %. En el primer cuatrimestre de este año las ventas de biodiesel al exterior alcanzaron las 608.000 tn que representan ventas por u$s 383 M, contra 260.125 tn y, u$s 189 M del mismo período en el 2015.