EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

El estrago del clima

El mal tiempo generalizado en Pampa Húmeda afecta los resultados de la campaña agrícola

Con amplias afectaciones diversas regiones del país se ven afectadas por las inclemencias del clima. El ministerio de Agroindustria estimó que se perdieron 3,3 M de Ha de soja, solamente. Hay impacto en la ganadería y, particularmente es más fuerte en los tambos, además de la complicación logística para sacar leche. El Gobierno ha reaccionado dictando Emergencia Agropecuaria, instruyendo a bancos y organismos para las asistencias pertinentes y, mantiene reuniones con productores y entidades. El fenómeno de El Niño está deparando el mes de abril más lluvioso de los últimos 50 años, según datos del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, en Buenos Aires.

Las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, se estima, han mermado su producción un 30 % teniendo distritos con pérdidas totales. En sólo una semana, las proyecciones de las principales Bolsas de Cereales del país redujeron los volúmenes de cosecha de soja a 56 M de Tn, unos 4 M de Tn menos, lo cual representa un 8 %  menos que el año pasado cuando se cosecharon 61 M de Tn.

Las dos condiciones predominantes en los lotes son campos anegados o bien la soja tiene un grado de deterioro con hongos que hace impensable su cosecha.

En el mejor de los casos el estado de los caminos rurales es bastante grave, con un drenado muy lento, ya que las napas están altas. A su vez la suma de costos como secada de granos, embolsada y pérdida de valor por mermas de calidad son otros aspectos a tener en cuenta.

Con la mirada a la próxima campaña y, el cierre de la actual no deja de tenerse en cuenta el aspecto financiero de las explotaciones agropecuarias. Tan fuerte es el impacto que, los bancos no acusan consultas por parte de los productores, pese al atractivo de los créditos y sus tasas.

Entre Ríos es un claro ejemplo del difícil momento que se vive. Inicialmente, proyectó una cosecha de 3 M de Tn, con costos de producción equivalentes a 2.400 Kg por hectárea. Cerrando la campaña se levantarían unas 1,2 M de hectáreas de soja, solamente, lo que arroja una producción de 1,8 M de toneladas lo que determina un promedio de 1300 kilos por hectárea de lo que quedan por descontar los gastos por la calidad del grano. La incógnita es saber el grado de extensión que esto tiene en la zona núcleo.