EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

La sequía, entre la fina y la gruesa

La sequía que afecta la región agrícola central Argentina sumó una fuerte helada por lo que, se podrían esperar mayores pérdidas a las ya previstas por la falta de precipitaciones en el trigo, cebada y alfalfa.

Nicolás Marín Moreno, asesor CREA Río Quinto explicó que se debería contar con el 100 % de cobertura de las hojas para captar el sol, pero la helada afectó el 40 % ó 50 % del área foliar de las hojas en crecimiento. Los trigos más atrasados, en pleno macollaje, fueron los más afectados. Esto, luego de altas temperaturas de la semana anterior, que tocaron los 28 grados y el consiguiente impulso para luego retraerse con el frío.

Agosto y septiembre son días de etapa crítica en la definición del rendimiento para los trigos sembrados de forma temprana, del mes de mayo. El agua está faltando para favorecer la continuidad de los óptimos perfiles de humedad que existían al momento de la siembra. De tal modo el potencial se evidencia en la merma por la expresión de sus hojas.

En breve se dará inicio a la siembra de granos gruesos, con el maíz, donde los barbechos que se hicieron adecuadamente aseguran buena cobertura y, preservación de humedad para sembrar.

Entre la angustia y la expectativa.