EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Desciende la faena de bovinos

De acuerdo datos proporcionados por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), en julio del 2021 la faena de bovinos alcanzó 1.06 millones de cabezas, 2 % por debajo del mes precedente. En los primeros siete meses de este año, se sacrificaron 7.4 millones de bovinos, 8 % inferior, esto es 676 mil bovinos, a igual lapso de 2020.

“Al analizar la faena diaria, la disminución se ve ligeramente amortiguada respecto del mes precedente y revela la tendencia descendente que ha caracterizado a esta variable en lo que va del 2021. En comparación al promedio de la segunda mitad del año pasado, la caída es del 13 % y anualizado reduce la faena a 13.1 millones de cabezas, más de un millón de cabezas por debajo del año 2020”, señaló Mario Ravettino, Presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

En 2020, en los establecimientos asociados al Consorcio ABC se sacrificaron 3.8 millones de cabezas, 500 mil bovinos menos que el año precedente, ello implicó una reducción en la participación del Consorcio al 27 % de la faena total, 4 puntos menos que en 2019.

“Este comportamiento que se había estabilizado, se acentuó en mayo pasado, en que la participación retrocedió a sólo un 25 %, para aumentar a partir de entonces, en que recuperó 3 %. Pese a ello, el saldo sigue siendo negativo para las empresas asociadas, que proporcionalmente han reducido su faena más que el resto de los establecimientos frigoríficos entre enero y julio de 2021”, indicó Ravettino.

A partir del mes de abril, la DNCCA ha discontinuado la publicación de las estadísticas de faena discriminada por establecimiento y usuario, informando separadamente la faena por establecimiento y por usuario. Los datos agregados según matrícula revelan su concentración en la figura de Matarife Abastecedor, dentro de la que también se encuentran los establecimientos frigoríficos.

Las Cooperativas concentraron el 5 % de la faena nacional entre enero y julio de 2021, una proporción que se mantuvo estable a lo largo del período.

Según la información proporcionada por la DNCCA, pueden identificarse 27 establecimientos operados por ellas, 8 de ellos ubicados en Buenos Aires, donde su faena representó una proporción que tendió a aumentar en los últimos meses llegando al 6 % del total provincial, con una fuerte concentración en los dos más importantes (Máximo Paz y SUBPGA). Los datos disponibles permiten determinar que prácticamente no realizan faena propia, pero no es posible confirmar quiénes operan dentro de sus plantas.

Conformación de la faena: En julio de 2021 aumentó la participación de hembras al 44 % y, paralelamente, la incidencia de las más añosas aunque el número es menor al vigente en los primeros meses de 2021, en el que no se registraron las distorsiones provocadas por el cepo aplicado sobre  las exportaciones que ha tenido un impacto directo sobre la demanda de vacas manufactura. Un aspecto resaltable continúa siendo la escasez de vaquillonas y novillitos livianos, animales de mayor demanda por el consumo, lo que ha contribuido en el alza de precios en el mercado de hacienda

El peso medio de los bovinos faenados a junio de este año – último período informado a la fecha – fue calculado en 207 kg/cabeza para las hembras y 244 kg/cabeza para los machos. En ambos casos acusan la recuperación observada en mayo y especialmente en junio, en que llegaron a una media de 233 kg/cabeza, un récord considerando nuestra historia reciente.

Durante el mes analizado, la faena fue un 14 % inferior respecto a doce meses atrás y es la menor desde 2017. En los últimos doce meses, se han sacrificado 13.6 millones de cabezas, 5 % menos que en igual lapso cerrado en julio de 2020, pese a la incidencia de los altos guarismos de la segunda mitad del año pasado. En los primeros siete meses de este año la producción de carnes bovinas rondó en 1.7 miles de toneladas peso res por debajo del año anterior. La menor disponibilidad de carne bovina ha redundado en una pérdida de participación del mercado doméstico dentro del total, si bien como consecuencia de las medidas que limitaron las exportaciones esto se revirtió en junio y seguramente será similar o aún más acentuado en el período analizado. El consumo per cápita se estima en 47 kg/habitante año, una cifra que se incrementará en los próximos meses.

La reciente información sobre las existencias de ganado bovino reveló una baja al 31 de diciembre del año pasado de alrededor de 1 millón de cabezas, que se reflejó en un alza en la tasa de extracción.

Finalmente, el Presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) concluyó: “Esta evolución confirma la merma en la oferta ganadera y la presión que la escasez de oferta ha generado en el mercado, un escenario que se mantendrá en el futuro, considerando la disminución de más de 600 mil cabezas en el número de terneros/ras”.