EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

En este punto, un retroceso correctivo

Enormes rangos de precios para nuestros mercados durante la última semana de Abril donde comenzamos con límites a las subas en maíz y aceite de soja, inversos salidos de control y recientemente un decaimiento generalizado en las pantallas.

Si bien el mercado de físico en USA continúa siendo muy sólido, la velocidad y fortaleza de las exportaciones mundiales no avanza al mismo ritmo. Esto hace que esos valores sean mucho más baratos que los de USA y esto se evidencia con importaciones de soja desde Brasil, por ejemplo, ya que también se ha hablado de maíz argentino ingresando a USA la semana pasada.

Nada de esto es nuevo, pero es casi la mejor justificación para desencadenar una toma de ganancias. La fortaleza del aceite de soja mejoró significativamente los márgenes de molienda tanto en la pantalla como en el físico para los meses cercanos. En años ajustados, los márgenes de molienda se desplomaron durante el verano de USA y así se racionó la demanda, pero este año está sucediendo lo contrario gracias a la demanda de combustibles renovables. Sin embargo, orígenes baratos como Sudamérica podrían causar cambios y/o cancelaciones de exportaciones en los libros de USA.

Con CBOT subiendo aceleradamente, a estas alturas ya se aprendieron el efecto que pueden experimentar las bases en otros orígenes para poder compensar valor y continuar competitivos a destino. Las bases de soja de Brasil bajaron, Golfo se mantiene caro a pesar de la suba de CBOT -porque se necesita la soja internamente-, y USA con su bandera de libre comercio “parece que nunca” detendrá la fluidez que solo le corresponde al mercado. Es decir, si tiene que ingresar soja o maíz y la matemática calcula, se importará.

La cosecha de soja casi culminando en Brasil, pero Argentina se queda atrás, lo que significa de alguna manera que habrá más soja disponible a final del verano del hemisferio Norte reduciendo el tiempo de espera en lo que llega la cosecha americana.

Es por esta razón que a estas alturas y con todo lo recorrido, atacar el inverso soja julio /noviembre continúa siendo de altísimo riesgo. La relación soja/ maíz nueva campaña está tentando a los agricultores a sembrar todo el maíz posible. Lo que sugiere que los stocks de soja podrían mantenerse ajustados en 2021/22.

Hemos observado como compradores mundiales a quienes estuvieron presentes en compras de soja del nuevo ciclo en USA, y cancelaciones del actual.

Al maíz le suceden tantas cosas… el inverso maíz mayo/julio llegó a 44 centavos y luego cayó velozmente y luego a 68 cents, a solo 2 días del primer día de notificación de los contratos de mayo.

Las bases en el Golfo continúan afirmándose y los márgenes de etanol muy sólidos. Los agricultores venden muy poco a pesar de los increíbles precios ya que han vendido demasiado a valores bajos comparado a lo actual y además están ocupados con la siembra. Si bien el ritmo alcista puede ralentizarse, resulta difícil pensar que veamos al mercado caer tan rápido como hemos subido, a menos que descubramos que el mercado de físicos en USA se derrumba por completo.

Estas pausas son altamente necesarias para el usuario final en todos los lugares del planeta. Aún queda mucho ciclo por delante con poca certidumbre y mínimo margen de error. No te confundas.

Por Celina Mesquida – R. J. O'Brien