EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Lobby petrolero afectando energía renovable

Argentina durante la primera década de este siglo incursionó en biocombustibles, convirtiéndose rápidamente en líder mundial. En la siguiente, enfrenta una severa crisis con suspensiones laborales, despidos y cierres de planta que dejan a 10.000 personas en la calle.

Otra cuestión es la mirada pseudoambiental y la de la política que van de la mano golpeando el pecho con hipocresía o cinismo, según se trate. En un caso porque justamente un recurso que tiende a ser más limpio y renovable debería tener apoyos ante el lobby petrolero. En el otro. La clase de legisladores que aplican ingenio en un momento de crisis en favor de emprendedores.

Las naftas y el gasoil tienen mezcla obligatoria en nuestro país. En el caso de biodiesel la Ley 26.093 exige un corte de mezcla del 10 % mientras que el bioetanol debe ser del 12 %. Corte y subsidio no es lo mismo; es contribución lisa y llana al cambio climático. La producción petrolera -combustibles fósiles- y los renovables, como el etanol derivado de maíz, no son el mismo concepto.

El maíz transformado a etanol, cuya huella de carbono es 70 % inferior a la de petróleo y tiene un consumo de 140 M de tn. La sensibilidad del mercado, con un informe del USDA que señaló 10 M menos de toneladas de este cereal hizo que los precios subieran un 20 %-

Con una larga agonía de un año, las autoridades locales autorizaron un ajuste insuficiente del 10 % en el precio del biocombustible, cuando las empresas esperaban un 20 %.

En consecuencia y ante la imposibilidad de sostener la ecuación cerraron importantes fábricas. Una de ellas hizo saber en un comunicado: “Con confianza esperamos y necesitamos que la autoridad de aplicación, la Secretaria de Energía de la Nación, efectúe una urgente recomposición de los precios y su método de fijación de aquí en adelante, cumpliendo con el régimen legal vigente, y determine condiciones sustentables de trabajo.”

Las 30 plantas que integran la Cámara de Empresas Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb) están inactivas hace tres meses. Se calculan que hay afectadas 10.000 personas por las plantas paradas que integran la cámara. Una sola firma, radicada en San Luis, fabrica biodiésel desde 2010 y bioetanol desde 2014, emplea a 160 personas de manera directa y a 300 de manera indirecta.