EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Mercados inquietos

La enérgica demanda por parte de China, las preocupaciones sobre la oferta en Brasil y otras regiones de Sudamérica, el clima seco en las áreas de producción de trigo, la actitud de un mercado físico muy sostenido, son algunos de los puntos que comandan el vuelo del mercado. El problema es que, si bien son justificaciones de apoyo, en realidad no son aportes nuevos. El verdadero impulso es el flujo de dinero proveniente de los macros. Los energéticos, el ganado y los mercados accionarios más sólidos han desencadenado compras técnicas en los commodities de granos.

La siembra de soja en Brasil ha tenido un comienzo lento que ha llevado a muchos a hablar sobre cómo se retrasará el programa de exportación allí. El proceso de pensamiento preestablece que USA será quien expandirá la ventana de exportación más de lo normal, y eso solo hará que la hoja de balance de USA se ajuste aún más.

Por detrás, viene la demora en la siembra de maíz safrinha en Brasil como efecto por la particularidad de la siembra de soja. Sin embargo, parece demasiado pronto para asustarse ya que poco a poco los mapas se cargan de lluvias en las próximas semanas.

El ritmo continúa con el trigo marcando un nuevo máximo, en niveles que no se rompían desde hace cinco años. Muy difícil justificar el repunte del trigo desde una perspectiva puramente comercial, ya que el trigo duro de invierno en USA es al menos u$s 30-40 por tonelada más caro a modo de poder competir en cualquier negocio a destino. El argumento con el trigo es que los fondos tienen aún mucho espacio para agregar posiciones largas y eso asusta a cualquier vendedor. El clima puede jugar un rol importante en este contexto, los trigos de invierno en Rusia no verán lluvia durante las próximas dos semanas y los agricultores lógicamente se están poniendo nerviosos por los campos recién sembrados, particularmente en el sur de Rusia, que solo obtuvieron el 25 % de las precipitaciones normales a septiembre.

Las ofertas de maíz del Golfo continúan sólidas y en aumento, pero en el Midwest los fundamentos varían o retroceden en la medida que el farmer entrega parte de la cosecha. Por otro lado, la recolección de soja en el Midwest está culminando. Las ofertas de los procesadores de la oleaginosa mejoran en la medida de lo que los márgenes de molienda también lo hacen.

El mercado puede estar muy cerca de encontrar incomodidad, solo una pequeña noticia que ponga atención sobre el USDA y nos cambiamos al lado contrario del bote, la picardía es saber cuándo.

Celina Mesquida, Agroeducación