EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Autoconvocados le baja el pulgar al Consejo Agroindustrial Argentino

Hace no más de un mes la vice presidente de la Nación, Cristina Fernández, impulsó , liderando, con acto cargado de simbolismo el Consejo Agroindustrial Argentino que desdibuja al campo y sus gremiales tal como se lo entiende. Ayer, hicieron pública su respuesta,

En el día de hoy 29 de agosto de 2020, se realizó una reunión virtual por zoom, en la que participaron Daniel Pelegrina (SRA), Jorge Chemes (CRA), Norberto Niclis (CONINAGRO), Carlos Achetoni (FAA), las siguientes provincias estuvieron representadas: Salta, Jujuy, Tucumán, Chaco , Santiago del Estero, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Entre Ríos , Buenos Aires, Mendoza, San Juan. Producciones de Tabaco, Caña de Azúcar, Legumbres, Ganadería, Soja, Trigo, Maíz, Uva, Limón, Cítricos, Equinos Tamberos, etc. Además de dirigentes agropecuarios de las cuatro entidades gremiales del campo. Diputados y ex Agrodiputados. Representantes de Proveedores del Agro y de la Cámara de Aereoaplicadores. Especialistas en Derecho Agrario y Tributario. Ingenieros Agrónomos y Veterinarios, algunos Profesores Universitarios. Y sobretodo Productores con vocación de lucha de todo el País.

Al inicio de la reunión cada uno de los representantes expuso su visión y motivos de participación en la CAA, donde coincidieron los tres que forman parte en resaltar la importancia de estar sentados en la mesa, promover los cambios desde adentro y que ante cualquier motivo de perjuicio a la producción primaria se levantarían de dicha mesa. Y por otro lado, Pelegrina con una visión crítica de dicho espacio, que había otro formándose en el que AACREA y BARBECHANDO estaban trabajando la Mesa de coordinación de la gobernanza para dejar en igualdad de condiciones de representatividad al campo con la agroindustria. Y que como este grupo se abrió de dicho proceso, les pareció prudente no formar parte.

A la hora de tomar la palabra hubo representantes de productores de muchas provincias, de Mendoza, Salta, Santiago del Estero, Chaco, Corrientes, San Juan, La Pampa, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Tucumán y Entre Ríos.

Los puntos salientes planteados fueron:

  • Que la representación del campo estaba diluída en el CAA, siendo tres vs más de cincuenta entidades de Bolsas y Cámaras, etc. Y que eso no correspondía, que el campo y las economías regionales es un par con la agroindustria, por su importancia económica y distribución geográfica.
  • Que los proyectos que se conocen del CAA favorecen enormemente a la industria, con la excusa del valor agregado, siendo que hay trabajos que demuestran que el agregado de valor no siempre es tal y que si sólo se apoya en el diferencial de DEx es una carga más al sector primario sin ningún beneficio real al país ni a los productores, sólo se benefician industriales y los consumidores del exterior.
  • Que el CAA está tratando de sumar voluntades de instituciones con la excusa de que a cambio esos productores van a recibir un beneficio económico de parte de la industria.
  • Que hay que ir por una eliminación total de las retenciones, con un cronograma concreto de cómo llevarlo a cabo.
  • Que para un aumento de las exportaciones no basta con bajar los DEx sino que la eliminación del cepo cambiario y un tipo de cambio único, es condición indispensable para el desarrollo de inversiones a largo plazo.
  • Que en estos últimos días hayan surgido del seno del mismo gobierno proyectos de aumento de impuestos y de creación de nuevos, además del intento sesgado y disimulado del control de HIDROVIAS de parte del Estado Nacional como una suerte de recreación solapada de la ineficiente y funcional JUNTA NACIONAL DE GRANOS para consolidar a SECTORES PREBENDARIOS  ACOMODADOS a expensas de los productores, son motivos más que suficientes para dejar al menos fuera de lugar la discusión de un proyecto en el CAA de baja de la presión tributaria para fomentar exportaciones.
  • A lo anterior se puede sumar las usurpaciones de tierras en Tucumán, descriptas por representantes de APRONOR, las transferencias inexistentes de costos de la industria a los productores que se dan en la actualidad, y que sean estos mismos los que te inviten a participar al CAA.
  • Que lo mismo sucede con los viñateros en cuyo, donde son explotados por las mismas cooperativas que dicen representarlos y defenderlos en el CAA.
  • Y que finalmente, lo que sucede con el descontrol sobre la regulación de las aplicaciones de fitosanitarios y los proyecto sobre humedales en danza en el Congreso de la Nación, hacen un combo que deja como mínimo desdibujado al accionar de un CAA que busca aumentar las exportaciones, cuando estos dos temas limitan seriamente la producción en millones de hectáreas que no van a generar productos para industrializar.

Los autoconvocados estamos en alerta, tanto grandes como medianos y chicos de diferentes latitudes de este país, la pandemia no debe impedir que llegado el momento movilicemos, de las producciones primarias vive el interior, en muchos pueblos la actividad económica empieza en las economías regionales o en las extensivas y que en definitiva lo que está  en juego no son intereses particulares ni sectoriales, sino, el futuro de millones de proyectos de vida que se podrían desarrollar en el interior, pero que peligran que no sólo migren a las grandes urbes sino fuera del país.