EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Algodón, entre deslinte y variedades

ASA (Asociación Semilleros Argentinos) realizó un evento sobre el que pintó un escenario completo del presente de la cadena de algodón con varias novedades. A su vez, se dio comienzo al deslintado de semilla de algodón y se lanzaron tres variedades nuevas, desarrolladas por el INTA.

La etapa inicial del deslintado tiene una limpieza preliminar por medio de tamices con aspiración neumática para separar sólidos como piedras, tierra o de cualquier naturaleza extraña para no dañar las sierras de las máquinas deslintadoras en el proceso que sigue al paso posterior.

Al empezar la fase, la semilla de algodón proveniente de las desmotadoras contiene, todavía, pequeñas porciones de fibras denominadas “linters”; y que por ello pasan por cilindros dentados con sierras en paralelo, responsables de producir el deslintado de la semilla.

Los equipos disponen, en tanto, de un flujo constante de aire que favorece la remoción de los linters, posibilitando a su vez la realización libre de emanaciones de polvillo.

El deslintado puede hacerse en una ó dos etapas, obteniéndose de esta manera linters de primer, o primer y segundo corte. Posteriormente se enfardan como fibra y se comercializa para la fabricación de nitrocelulosa y tejidos de menor calidad como rejillas, trapos de piso, entre otros.

El encuentro –en modo virtual- fue moderado por Alfredo Paseyro, Director Ejecutivo y Lorena Basso Presidente, y respectivamente por ASA. A su vez, asistieron el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich y el senador por San Luis Adolfo Rodríguez Saá, entre otras autoridades.

Para Lorena Basso, “Nosotros nos basamos en tres pilares: innovación, trabajo y sustentabilidad. Innovación con semillas para el productor que generen valor; trabajo a través de la innovación y desarrollo, para lo cual se necesita empleo regional y sustentabilidad pensando en la actividad y el ambiente a largo plazo. Para nosotros es un orgullo poder presentar tres variedades nuevas con el sello del INTA y esto tiene que ver con la articulación público-privada, como un ejemplo de que se puede lograr cuando el objetivo es claro, como desarrollar la cadena algodonera”.

Alfredo Paseyro, por su parte se refirió a los desafíos del Consejo Agroindustrial Argentino y la elaboración de una propuesta que se está realizando “para que crezca la producción y la exportación argentina”.

El senador Adolfo Rodríguez Saá, que preside de la comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca del Senado, expresó que San Luis, una provincia que genera el 75 % de la semilla que se produce y lleva a Chaco, “Hizo una producción nueva que es el algodón gracias a la interacción entre el Gobierno, que proveyó la infraestructura, y los empresarios que libremente eligieron sus actividades y su producción” denominando esto como “un proceso virtuoso”.

Hay, en el mercado un 20 % de semilla que se genera en Santiago del Estero y el resto se hace en Chaco.

Luego, Tomás Schlichter, Vicepresidente de INTA junto con la Ing. Diana Piedra, Directora de EEA Chaco-Formosa presentaron las tres nuevas variedades de semillas de algodón. Diana Piedra enfatizó que la experimental Chaco-Formosa está trabajando en un “INTA cada vez más Federal, sobre todo con el sector privado y los gobiernos provinciales, mediante la integración permanente con otras capacidades como lo fue el acuerdo con la empresa Gensus, buscando siempre adentrarnos en la frontera del conocimiento”. Gracias a esto, hoy se logra disponer de las variedades: Guazuncho 4 INTA BGRR, Porá 3 INTA BGRR y Guaraní INTA BGRR. Todas ellas de ciclo intermedio que cumplen los objetivos de INTA que es mejorar la calidad de vida de los productores y de sus familias.

Por su parte, el Ing. Joaquín Serrano, Presidente de INASE indicó que por segundo año consecutivo el organismo tiene la responsabilidad de llevar adelante el sistema Semilla Segura para controlar la calidad de los procesos en las plantas deslintadoras habilitadas.

A continuación y en representación de los productores, desde Santiago del Estero, Juan Pablo Karnatz, de la Mesa Ejecutiva de CRA, valoró la articulación publico privada y la importancia del desarrollo, la innovación y el pago de las tecnologías de las nuevas variedades desarrolladas por el INTA.

Mientras el Ing. Pablo Vaquero, Presidente de Gensus SA anunció que “por primera vez en la historia, junto con los ministerios de las provincias algodoneras hemos dado un paso para llegar a todos los productores de distintas escalas, hasta los que reciben el apoyo de las provincias a través de la entrega de semillas, van a poder hacer uso de las mismas en forma gratuita y sin restricciones. Es un paso importante para acercar las tecnologías a todas las escalas productivas”, afirmó Vaquero.

Al cierre intervino el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, que señaló la necesidad de “un marco jurídico que regule el tema de semillas. La semilla del algodón es un factor muy importante para el desarrollo, no solamente para el cultivo sino también para el aprovechamiento ulterior”.

El telón final lo puso ASA con video institucional sobre el tema.