EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Hidrovía a licitación

Empresarios nucleados en distintas cámaras vinculadas a la actividad de la hidrovía se reunieron de forma virtual este miércoles con el ministro de Transporte, Mario Meoni, para presentarle un estudio de factibilidad técnico-económico, con el objetivo de que sirva de base para conformar el pliego del próximo llamado a licitación de la vía navegable.

Entre las instituciones presentes, estuvieron la Bolsa de Comercio de Rosario, la Cámara Argentina del Acero, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina-Centro de Exportadores de Cereales, la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas, la Cámara de Puertos Privados Comerciales y la Unión Industrial Argentina.

Quienes participaron del encuentro acordaron afianzar un “trabajo de forma conjunta” con miras a la próxima concesión, ya que el actual contrato con Jan de Nul vence en mayo de 2021, aunque podría extenderse por más de un año.

El ministro quedó en conformar en un plazo de unos 15 días equipos de trabajo para “empezar a interactuar” entre el sector público y privado, teniendo en cuenta que en este proceso, el Gobierno busca conformar una empresa estatal para gestionar la navegación sobre el río Paraná.

La sociedad estatal estaría compuesta en un 51% por los ministerios de Transporte, Interior y Producción de la Nación, y el resto por 7 provincias: Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Formosa, Chaco y Misiones.

Según la Bolsa de Rosario, con este estudio presentado ayer ante Meoni, las cámaras empresarias proponen la creación de Órgano de Control independiente y autónomo, con participación de las provincias y representantes del sector privado, así como también recomiendan que el concesionario mantenga a su cargo los trabajos de dragado de apertura y de mantenimiento y la señalización, mediante el cobro de peaje a cada buque.

Por otra parte, sugieren que la concesión cubra la totalidad de la vía navegable, incorporando la vía Bravo-Guazú-Talavera, y que el plazo máximo sea de 15 años.

Por último, si bien uno de los objetivos que persigue esta sinergia es bajar el costo del transporte en la vía navegable y optimizar la eficiencia del sistema, algunas fuentes consultadas advierten que este mecanismo de gestión estatal podría encarecer los peajes, en el entendido de la participación en las tarifas que podrían llegar a tener tanto Nación como las provincias.