EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Biosapiens, el XXIII Congreso AAPRESID. La era del suelo

ArDig Ag. String agroAl abrir el congreso, Jeff Peterson, Socio Fundador de Yield Lab, puntualizó sobre las predicciones de la FAO, respecto de aumentar la producción de alimentos para cubrir necesidades poblacionales hacia 2050 creciente hacia el año 2050. Refirió en su exposición a las predicciones de la FAO, mencionando que en el año 2050, habrá 9500 millones de personas poblando el mundo y será necesario poder alimentarlos a todos. Las megas ciudades, son las que tienen más de 10 millones de habitantes de población, crecerán para ese entonces y habrá para esa fecha 41 mega ciudades, implicando un aumento del 46 % demanda en alimentación.

Al respecto, refirió Peterson que hoy en el mundo subdesarrollado, hay una migración del campo a la ciudad del 52% y que se especula con que en el año 2050 será del 32% en el campo y del 68 % a la ciudad, por lo tanto, esa transición a un comportamiento más comercial implicará necesariamente una disminución en la mano de obra humana y animal.

Consideró que seremos capaces de satisfacer esta demanda y que la tecnología va a seguir la tendencia y ayudará a conseguirlo, sobre todo en el mejoramiento de las actividades del campo, su automatización, la obtención de los datos necesarios y la llegada de la tecnología aplicada a la agricultura.

Por su parte, Howard Buffet se deshizo en elogios por el grado de adopción de Siembra Directa que ostenta nuestro país: “Gobierno y productores del mundo deben entender el sistema AAPRESID y estar orgullosos por eso.

El congreso destacó por sus paneles sobre malezas y planteó con el Ing Pablo López Anido los pilares del manejo sustentable en la prevención de malezas como una comunidad de malezas versus el problema de malezas dominantes. El uso de herbicidas en función de rotación de principios activos versus el uso de herbicidas específicos en función de eficiencias de control. En tanto, consideró imprescindible expresar la difusión de biotipos de malezas resistentes y tolerantes a los herbicidas representa una amenaza más veloz que otras, como el agotamiento de nutrientes del suelo.

Para Kevin Bradley, Profesor Asociado en la División Ciencias de las Plantas de la Universidad de Missouri, “Resulta indispensable identificar la debilidad de la maleza para poder destruirla”, señaló y resaltó que para combatir el fenómeno se requiere un cambio en la predisposición mental en tres aspectos: Tecnológico; Biológico y Conductual.

Por su parte, la presidente de la entidad, María Beatriz Giraudo, se refirió a la capacidad del campo argentino al que definió como “Huella irreversible de la innovación tecnológica, al contraponerla con la política. Al llegar el cierre, señaló que “debemos estar siempre estar mirando hacia adelante, mirando los desafío que se vienen. Todo podría ser mejor si existiera una mejor articulación pública-privada”.