EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

El enoturismo tiene protocolo

Con el propósito de servir de guía para bodegas y actores del enoturismo, a fin de adecuar sus instalaciones y servicios con prioridad en el cuidado y resguardo de la vida de las personas, Bodegas de Argentina presentó un protocolo buenas prácticas de adecuación de la actividad frente a la pandemia.

En ese trabajo se priorizó la síntesis y la inclusión, ya que hay gran cantidad de contenidos para profundizar que a veces resultan extensos para quien necesita una rápida visión de buenas prácticas a implementar. Al mismo tiempo, se hizo hincapié en que todas las recomendaciones puedan adaptarse a bodegas de distintos tamaños y regiones del país, como así también globalmente.

La primera instancia es transmitir al futuro visitante su co-responsabilidad junto a la bodega en el cuidado de todas las personas, tanto de ellos y sus relaciones, como de los trabajadores.

Entender la responsabilidad de no asistir ante aquellos síntomas que, de haberlos tenido, hayan aparecido los catorce días previos a la reserva; tos, diarrea, dificultad respiratoria, pérdida del olfato o, contacto estrecho con personas confirmadas de Covid-19.

Para el momento de ingresar toma una serie de recaudos básicos de desinfección para evitar transmisión eventual y de contacto, además de los de higiene y temperatura corporal del visitante.

En la recepción, transmitir al visitante cómo se desarrollará la visita, los cuidados previstos y el reparo de las distancias físicas que requieren de su atención. Se recomienda especial prioridad de uso a los espacios externos y abiertos. Mantener la distancia entre las mesas y, respetar al máximo las capacidades. Evitar el uso compartido de materiales, como listas de precios, cartas, etc. Evitar el contacto con trabajadores de la bodega durante todo el recorrido es otro aspecto.

En la despedida, evitar el uso del libro de visitas y, entregar información electrónica, únicamente.

Para la cocina la aplicación de las normas regulares de higiene y buenas prácticas sobre elaboración y manipulación de alimentos, así como desinfectar productos y envases antes de guardarlos en las heladeras, cámaras de frío y depósitos.

Entre otras medidas recomiendan elaborar un procedimiento de actuación ante la identificación de síntomas de malestar en un visitante, como por ejemplo fiebre.

La lista, es más extensa y puede leerse en el siguiente enlace: http://www.bodegasdeargentina.org/ProtocoloEnoturismoCOVID/