EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Logros socioeconómicos del campo

Un trabajo que estima el aporte social y económico que hace el campo, por un lado releva el aporte en términos de empleo, exportaciones PBI y recaudación tributara. Por otro, lo innovador que se deja ver en las “traducciones” que plantea el estudio con comparaciones para poder dimensionar el aporte del campo argentino al desarrollo general del país.

De acuerdo al trabajo de FADA, el campo genera de manera indirecta 2 de cada 10 puestos de trabajo privado, un total de 3,7 M de puestos de trabajo, el equivalente a 173 estadios de Gimnasia de La Plata.

Por ejemplo, la producción de granos destina una parte al agregado de valor interno y otra a la exportación. “Si pensamos en términos del mercado externo, el empleo que genera cada barco de granos sustenta a 110 familias argentinas”, explicó Pisani Claro.

Las cadenas agroalimentarias generan el 22 % del empleo privado nacional. El eslabón primario es el mayor generador de empleo. Seguido en importancia por el comercial.

Si se consideran los sectores primario e industrial de las cadenas agroalimentarias en su conjunto, las cadenas cárnicas y láctea ostentan el 31 %, las economías regionales el 27 % y la agricultura pampeana el 23 %, generan el 81 % del empleo agropecuario

Las cadenas agroalimentarias producen 1 de cada $ 10 pesos del Producto Bruto Interno, directo.. Esto es, el 9,92 % del PBI argentino, o 34 % si se considera la participación sobre el PBI de bienes.

El sector primario es el mayor aportante, por sobre las manufacturas de origen agropecuaria (MOA). El aporte de 9,92 % se distribuye en 6,10% y 3,82 % respectivamente.

El Valor Bruto de Producción (VBP) como medida de la “facturación”, es mayor en el sector de las MOA por sobre la producción primaria, mientras que si analizamos el Valor Agregado Bruto (VAB) el 61 % proviene de la producción primaria (PP).

El sector primario posee una relación del 54 % entre VAB/VBP, lo que implica que los factores productivos tienen un mayor peso por sobre los insumos, mientras que en el caso de las MOA sucede lo contrario, donde la relación cae al 25 %. Es decir, a nivel contable, el sector primario es el de mayor valor agregado.

Las cadenas agroalimentarias aportan 1 de cada $ 9 de la recaudación tributaria de AFIP directa. Equivalente al 10,6 % de los impuestos considerados del organismo recaudador.

El mayor aporte de las cadenas proviene de las MOA con el 61 % por sobre los productos primarios con 39 %.

Si observamos por tipo de impuesto, las cadenas agroalimentarias aportan principalmente en concepto de IVA, Derechos de Exportación (DEX), Contribuciones a la Seguridad Social (CSS) e impuesto a las Ganancias, en dicho orden, explicando estos cuatro impuestos el 94 % del aporte total.

“Para reflejar los impactos indirectos de las cadenas agroalimentarias en la economía argentina, se puede medir, por ejemplo, el aporte tributario de los fletes para el traslado de la producción de granos y carnes. Es así que se necesitan 4,8 M de viajes para el traslado de los granos y carnes argentinas. Los fletes de carnes y granos aportaron u$s 2.517 M que se vuelcan a la economía y generan empleo, más u$s 950 M en aporte tributario”, explica el economista de FADA, David Miazzo.

Las exportaciones agroalimentarias y agroindustriales aportan 6 de cada u$s 10 de las exportaciones totales del país. Es el 59 % de las exportaciones nacionales de bienes.

Del total de dólares aportados, el 62 % lo explican las manufacturas de origen agropecuario, el 37 % los productos primarios y el 1 % de insumos y maquinaria.

Las exportaciones de productos primarios tienen su origen principalmente en la zona Pampeana, seguido por el Noroeste del país. En el caso de las manufacturas agropecuarias, también provienen principalmente de la zona Pampeana seguido por la región de Cuyo.

Si se analiza por complejo, el oleaginoso explica por si solo el 45 % de las exportaciones de las cadenas agroalimentarias y el 26 % de las exportaciones totales, seguido en importancia por el cerealero y de carne bovina.