EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Alemania: productores se manifestaron contra el avance ambientalista

«Sin productores no hay alimentos y no hay futuro» llevaba por consigna en un cartel que portaba un productor, de entre los miles que se han manifestado ayer en la Puerta de Brandeburgo, Berlín, Alemania. Otro cartel decía: «Primero mueren las plantas de hambre, luego los granjeros y, luego tú» – Más adelante, otro expresaba: «¿Sabes quién te alimenta?».

Cansados de avances ambientalistas que hacen impracticable la producción que se basa en productos y prácticas de cuidados de cultivos según los rigores de la ciencia, han decidido a marchar en tractores contra la política de Angela Merkel que, propicia prohibir el uso del glifosato hacia el año 2023, un herbicida selectivo. Además, prevé limitar el uso de fertilizantes.

El tuit subido a esa red social por la cuenta @JGopffarth https://twitter.com/JGopffarth/status/1199261581042999296 impacta por la naturaleza de la convocatoria, filmado de noche y desde un dron. Es elocuente por sí mismo del hartazgo de los productores respecto del manoseo del tema.

Los productores alemanes sienten que se amenaza su forma de vida; entendiendo que las medidas van demasiado lejos, a la par de la pretensión de hacerlos sentir los villanos de la lucha contra el cambio climático . La protesta no solo ha modificado la postal de un día en la Puerta de Brandeburgo, sino que volvió intolerable el tránsito en la ciudad, con precedencia en autopistas por la sobrecarga de tractores.

Largos convoys, algunos de 20 kilómetros de largo -según los organizadores y que, con 8.500 tractores- paralizaron el tráfico por la actitud de cambio político en la agenda de la Canciller alemana, Angela Merkel, el último 26 de noviembre.

Los productores agropecuarios comienzan a dar batalla al avance ambientalista, sin sustento científico.