EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Evaluación presidencial de la gestión agropecuaria: «Inversores seriales»

“Hoy el punto de partida es más sólido. Estamos mejor preparados para los desafíos que vienen”, remarcó este mediodía el presidente Mauricio Macri, al encabezar la presentación del informe de gestión del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, en que puso de relieve el marcado aumento de las exportaciones, las cosechas récord y el acuerdo Mercosur- Unión Europea, entre otras metas alcanzadas durante el cuatrienio.

     En una exposición que realizó en el CCK ante los principales referentes del sector rural, el Jefe de Estado puntualizó que esos logros son el fruto de un trabajo conjunto con el Gobierno.

     Macri destacó el “compromiso y responsabilidad” de los distintos actores que involucran al campo y les pidió que “nunca duden” de seguir en ese rumbo “porque en estos años hicimos muchas cosas juntos”.

     “Y la satisfacción es doble, porque avanzamos a partir de una herramienta muy sencilla, pero que lamentablemente no siempre fue usada en nuestra sociedad: que es el diálogo”, remarcó.

     Encabezado por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Etchevehere, la cartera elaboró el informe de la gestión del período 2016/2019 que fue presentado ante representantes del sector.

     Remarcó que “esto es una máquina que se puso en marcha y no hay que pararla porque por este camino va a haber más empleo, más oportunidades, más desarrollo”.

     “Y cuando uno entra en la senda del cambio y del circulo virtuoso lo único que tiene que hacer es, cuando las cosas funcionan, continuar haciéndolas de la misma manera”, afirmó.

     Subrayó que “lo que viene tiene que ser que entre argentinos nos podamos entender” y que “dejemos atrás encontronazos de décadas anteriores que no funcionaron”.

     “Démonos la oportunidad de que ese diálogo exista, todos vayan con la mayor predisposición a sentarse con las nuevas autoridades, y vamos a estar todos juntos tirando del mismo lado del carro”, apuntó.

     Macri expresó su satisfacción por el hecho de que en los cuatro últimos años se generaron 55 mesas de competitividad, a través de las cuales Estado, empresarios y sector laboral llegaron a acuerdos para potenciar las actividades regionales.

     Dijo que fue “bien concreto” el objetivo de “despejarles el camino a las mujeres y a los hombres que se levantan temprano cada día con la pasión de transformar la realidad de esta tierra privilegiada”.

     “Pero también el campo tiene rol fundamental de construir una Argentina verdaderamente federal y multiplicar las oportunidades en cada rincón del país enorme que tenemos”, sostuvo.

     Señaló que desde el primer día el Gobierno se propuso llevar la producción nacional “más allá de las fronteras” y hacer de la Argentina “esto que recién comienza: el supermercado del mundo”.

     “Abandonar el granero para empezar a agregarle valor y llegar a cada uno de esos consumidores, poniendo la capacidad y conocimiento de nuestra gente en cada paso”, apuntó.

     Advirtió que el país travesó diferentes “dificultades” que se expresaron en una “más lenta” recuperación de la economía, agravada por “la peor sequía de los últimos 50 años”.

     “Pero otra vez el campo volvió a sorprender, demostrando esta enorme capacidad de sobreponerse. Eso genera la garra, la fuerza y genera una enorme esperanza”, enfatizó.

     Recalcó que los ruralistas “son inversores seriales, compran maquinaria, invierten en tecnología y combinan las oportunidades de hoy con esas tradiciones que nos hacen ser quienes somos”.

     “Y porque son grandes, pudieron aprovechar al máximo cada una de las oportunidades que fuimos abriendo entre todos”, añadió.

     Destacó que al cabo del último cuatrienio, la Argentina se encamina a cuadruplicar las exportaciones de carne, y en ese período logró dos cosechas récord.

     “Apostamos a la infraestructura con un plan que ha hecho lo no se hacía desde hace más de 65 años y llegamos a 253 nuevos mercados” externos, señaló.

     También hizo especial hincapié en que “con seriedad y reglas claras, logramos un acuerdo histórico postergado hace más de 20 años” entre el Mercosur y la Unión Europea que representa “una oportunidad impresionante para las economías regionales de todo el país”.

     Remarcó que “esto lo hicimos todos” y les agradeció a los ruralistas “por todo lo que nos permitimos soñar y hacer, por su compromiso y responsabilidad y, sobre todo, por el inédito trabajo en equipo que construimos durante estos cuatro años”.

     “Para mí fue un honor haberlos escuchado, entender de primera mano de qué manera ayudarlos e impulsarlos para hacer lo que mejor saben”, sostuvo el Presidente.

     Pidió cuidar “entre todos este legado, apostando siempre al diálogo, a la buena fe y a que sigamos trabajando, cada uno desde un lugar distinto, de manera honesta y transparente”.

     “Sobre todo, no tiene que haber lugar para el miedo, sino para el orgullo y la convicción de lo que somos capaces de hacer” porque “finalmente lo que estamos haciendo es a favor de los argentinos”, dijo.