EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Combinando variables en soja

Con una nueva campaña de soja, aparecen novedades para los productores en genética y consejos más precisos de manejo para lograr máximos potenciales y mejorar así su rentabilidad.

En tal sentido, el equipo de desarrollo de Don Mario tuvo su jornada de soja ya que trabaja para entender cómo desde la correcta elección de la variedad y su combinación con las prácticas agronómicas contribuyen a maximizar los rendimientos en los diferentes ambientes.

El trabajo pone foco sobre esos tres puntos para ayudar a los productores a reducir la brecha entre los rindes que obtienen y los potenciales. “En la red que la compañía tiene, en los últimos 10 años, considera una brecha del 26 % entre los promedios y los máximos que combinan manejo, suelo y clima”, sostiene Jerónimo Costanzi, responsable del área.

Así los especialistas están trabajando para integrar las variables agronómicas con la potencia que ofrece la agricultura digital y de precisión, para por ejemplo utilizar densidad y nutrición variables y poder ofrecer recomendaciones de manejo cada vez más ajustadas, maximizando rindes con un uso más eficiente de los recursos. “Para nosotros, tecnología y ambientes son aliados estratégicos”, explica Costanzi.

En soja, hoy se analizan más de 40 variables ambientales –entre físicas, químicas y climáticas- en más de 160 localidades de la Argentina, que se cosechan con monitores de rendimiento. “El objetivo es crear un modelo de toda la información para ir generando recomendaciones de manejo cada vez más precisas”.

Con todas estas herramientas, el objetivo que se planteó la marca es aumentar los rendimientos un 30 % en los próximos 10 años para el cultivo de soja.

En cuanto a la genética, ofrecen un portfolio muy completo, tanto en tecnología RR1 como Intacta, que combinadas con STS le permite posicionarse muy bien en las diferentes zonas del país.

Una de las herramientas que completa parte de este gran circuito es la plataforma digital Manejo Exacto, a la que se puede acceder desde la web de la empresa y que brinda la información generada durante 10 años por el área de Desarrollo.

La plataforma permite tomar las mejores decisiones sobre fecha de siembra, cultivares, densidad y muchos otros datos para obtener los mejores rendimientos. “Ya cargamos todos los datos que obtuvimos durante la campaña 2018/19 para cada uno de los cultivos y las regiones del país”, adelantó Costanzi.

Obdulio San Martín, director general del Grupo DONMARIO para LAS, abrió la jornada repasando la nueva estructura, en la que está incluida su marca de semillas, y detalló que ya tiene presencia en América, Europa, Asia y África.

“En soja evaluamos cada año 1,4 millones de parcelas en 15 países diferentes y nuestro programa de investigación está entre los tres más importantes del mundo», dijo San Martín.

El evento se convirtió en un escenario de análisis para el impacto que tiene y tendrá el procesamiento de la información y la irrupción de las tecnologías digitales en el agro, desde el mejoramiento genético o el análisis del lote del productor.

En este sentido, Ezequiel Pozzo, gerente de Investigación de GDM, mostró que el grupo tiene uno de los bancos de germoplasma de soja de mayor diversidad y calidad del mundo.

“Sobre esa base hoy trabajamos con las últimas tecnologías. Por ejemplo, la genómica nos permite generar 100 millones de puntos de información para acelerar el desarrollo genético, siempre con foco principal en aumentar los rendimientos”, indicó Pozzo.

El hilo conductor de la jornada fue el concepto de Agricultura 4.0 que no es solo una premisa o una idea, sino una transformación productiva que se debe apoyar en las nuevas tecnologías. La producción agrícola se enfrenta a una transición donde debe ser más eficiente con los recursos para generar mayor cantidad de alimentos.

Se sumaron a la Jornada el Ing. Agr. Federico Bert para presentar la evolución de los sistemas y su sostenibilidad en el tiempo, el Ing. Agr. Gastón Blanchard con recomendaciones para la toma de decisiones a través del conocimiento de la variabilidad del lote, los Ing. Agr. Horacio Aciaressi y Marcelo Carmona en un bloque de evaluación de problemática de malezas y enfermedades.

La compañía de proyección internacional que nació hace casi 40 años en la ciudad bonaerense de Chacabuco planea su trabajo para los próximos años basado en maximizar el potencial de la genética que genera desde el semillero y, una visión junto a los productores: sumar 30 % de rinde en los próximos 10 años trabajando de manera sustentable, ajustando tecnología y prácticas agronómicas para tal fin.