EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Jornada agropecuaria con líderes políticos

Buenos Aires, 27 AGOSTO 2019 CONINAGRO (Confederación Antercooperativa Agropecuaria). El Presidente Carlos Iannizzotto junto al en la Jornada El Campo y la Política IV, en la Universidad católica Argentina (UCA Puerto Madero). Foto: Gustavo Ortiz

El sector agropecuario tuvo un evento de importancia que convocó a diversos líderes políticos donde se destacó la presencia del presidente de la nación, Mauricio Macri. Allí, CONINAGRO fue anfitrión de la jornada que, además, reunió a actores del sector agroindustrial.

El encuentro, donde se presentó el documento «El Campo y La Política IV», tuvo la participación del presidente Mauricio Macri y de los candidatos Roberto Lavagna, Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert, que competirán en las elecciones a celebrarse en Octubre. A su vez, se notó la presencia de los principales dirigentes, productores y allegados al sector del agropecuario.

Los dirigentes del campo disertaron y expusieron inquietudes ante los candidatos, que en formato de panel intercambiaron ideas y contenido en el marco de sus campañas.

Toda la atención quedó concitada a través de la palabra del presidente Mauricio Macri quien confió en que la Argentina va a terminar de superar los problemas económicos de la coyuntura y afirmó que «todos estamos obligados a sentarnos» a dialogar, «bajar el dramatismo» y generar los acuerdos que el país necesita de cara al futuro.

«Lo económico lo vamos a terminar de dar vuelta, pero mucho más si en este debate salimos del lugar de confort y eso nos compromete para el día después», afirmó.

Advirtió que para llegar a ese objetivo «tiene que haber una maduración» en el debate electoral y dejar de lado «la especulación política y la ventajita».

El Presidente dialogó en un escenario con formato de living con el periodista Claudio Jacquelin, y con Carlos Iannizzotto y Norberto Niclis, presidente y vicepresidente de la entidad ruralista, respectivamente.

Macri destacó la importancia de que «más o menos todos acordemos que vamos a ir en la misma dirección, algunos pensarán que lo harán con herramientas A y otros con herramientas B, pero que la dirección y el compromiso es lo mismo».

Apuntó que esos consensos esenciales tienen que girar fundamentalmente respecto de que «no vamos a suspender y prohibir exportaciones y que no vamos a querer regular todo y aplastar desde el Estado la capacidad de hacer del ciudadano».

Subrayó también la necesidad de asegurar la defensa de «valores que hemos alcanzado» y que contribuyeron a mejorar la calidad institucional de la Argentina.

«Si vos podés dialogar, si te podés conectar de otra manera, si vos podés respetar, si estás dispuesto a decir la verdad, a no robar, a informar, a contestar todas las preguntas que te haga el periodismo, a respetar a la Justicia y no decirle lo que tiene que hacer», señaló.

«Si estás realmente dispuesto a tener buenas relaciones con el mundo y no aislarte», agregó.

Remarcó que «tenemos que debatir en qué país queremos vivir, bajo qué reglas y bajo qué tipo de convivencia queremos estar en el futuro».

Afirmó que a lo largo de los últimos tres años y medio «hemos hecho bases que hoy nos ponen en una situación mejor», aunque eso «no ha llegado a casa de muchísimos argentinos, por eso el enojo y la angustia».

Dijo que «tenemos que ir por un rumbo en el cual lo que nos falta hacer contenga a todos los argentinos de otra manera para que no se le haga tan duro a una parte de la sociedad».

Sostuvo que «es posible hacerlo, sobre todo, si aumentan los niveles de diálogo en quienes tenemos responsabilidades» y «se sale de la especulación política y de la ventajita».

Macri afirmó que por ese camino «las cosas van a llegar con mayor velocidad y de forma oportuna».

Agregó que «por eso esta campaña es tan importante» en cuanto a explicar «cómo se van a hacer las cosas y con qué compromiso».

«Hay que entender que la Argentina siempre ha tenido en las últimas décadas un problema de credibilidad en el mundo, porque no hemos hecho las cosas como corresponden y hemos incumplido muchas veces en nuestra historia», advirtió.