EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Trigo acelerado

La última cosecha de trigo -de 19 M de toneladas- suma otra novedad, éste año. El ritmo de ventas al exterior es acelerado. La Bolsa de Comercio de Rosario hizo saber que hasta el 20 de febrero se llevaban vendidas 7,4 M de toneladas, más de la mitad del saldo exportable.

A esa altura del año se declaraban en el 2018 6,9 M de toneladas. El ritmo de ventas es ahora más rápido que por entonces.

La agilidad de la demanda hace que los precios se tonifiquen. El ritmo impone atención al monitoreo de ventas al extranjero, para evitar que las cerealeras superen el saldo disponible y compitan por el trigo que deben adquirir los molinos que atienden el consumo doméstico.

El informe de la Bolsa de Comercio destaca por otro lado que la demanda de trigo es pareja desde todo el mundo y no solo de los clientes tradicionales de la Argentina, en especial Brasil. “En relación a la campaña comercial pasada, en la 2018/19 la composición de los destinos del trigo argentino ha tenido algunos cambios significativos. Se destaca el aumento de las cargas marítimas con destino a Indonesia, que pasaron de 620 mil toneladas a la misma altura del año pasado a 1,6 M actualmente, casi igualando a Brasil. Sin embargo, cabe señalar una reducción de los envíos hacia Argelia y Tailandia.

En detalle, Argelia pasó de 18,7 % del volumen total de trigo argentino al 7,8 %, mientras que Tailandia cayó del 9,1 al 1,9 %. Brasil sigue siendo el principal destino con casi 1,7 M toneladas hasta el momento, unas 177 mil toneladas más que en el ciclo previo.

Bajo esta mirada, la Bolsa de Comercio de Rosario calculó que las exportaciones de trigo podrían alcanzar las 12,7 M de toneladas, bordeando el récord de 12,8 M de la campaña 2016/17.

Pero como el precio del cereal que se está negociando este año es superior al de aquel ejercicio, los ingresos serían de más de u$s 3.000 M, esto es u$s 700 M por encima de la marca histórica 2016/17.

Sin embargo, la perspectiva para las harinas de trigo es menos favorable: se enviarían algo menos de 620 mil toneladas, 35 % por debajo del récord 2007/08 y un ingreso de u$s 200 M, la mitad que en aquel entonces.