EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Previo a vendimia, balance

La vitivinicultura argentina tuvo un comportamiento dispar en 2018. Mientras que las exportaciones crecieron levemente en valor, un 2 % y, en volumen un 23 %, los despachos al mercado interno tuvieron una caída en todo el año, comparado con el consumo argentino de 2017, del 5.95 %, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

El salto en las exportaciones estuvo potenciado por los despachos de vino a granel. Al desagregar la información, el vino fraccionado cayó en volumen y valor, mientras que el fuerte crecimiento del granel hizo avanzar a toda la categoría vino medido en litros y dólares.

Argentina vendió vinos al exterior por 275.668.188 litros que le reportaron una facturación de u$s 821.855.579 en 2018, lo que representó un crecimiento del 3 % en volumen y del 23 % en valor, comparado con el comportamiento que tuvo el comercio exterior de vinos en 2017.

Las bodegas argentinas exportaron poco más de 88 M de litros de vino a granel con un incremento del 184 % en relación al año 2017, lo que representó un ingreso de u$s 67 M, esto es un 47 % más que el año anterior.

El valor promedio del litro de vino argentino cayó a u$s 2,98, es decir un retroceso del 18 % con relación a los u$s 3,63 en los que promedió el litro durante 2017.

Con todo, el vino fraccionado mantuvo la tendencia a la baja que ya había mostrado el año anterior: en 2018 los envíos al exterior de vinos, mayormente fraccionados en botella, tuvieron una caída con relación a 2017 del orden del 3 % en volumen –esto es 186,8 M- y un retroceso en la facturación del 1 % o sea u$s 754,7 M.

Los cinco primeros destinos son EEUU, Reino Unido, Canadá, Brasil y Países Bajos. China, que aparece sexto en el ránking creció un 10 % en volumen, pero se mantuvo en valor por la misma facturación que en 2017. Un dato a tener en cuenta es que en Canadá el valor del precio promedio tuvo un retroceso del 29 %, explicado por el crecimiento de las ventas en un volumen de 39 % lideradas por el vino granel, aunque con un retroceso del 1 % en dólares. Estados Unidos cayó en litros y dólares, mientras que Reino Unido mostró tasas positivas tanto en volumen 3 % como en valor 5 %.

Malbec mantiene su liderazgo en las exportaciones argentinas. La variedad insignia creció 1 % en valor, pero cayó en volumen 1 %, lo que redundó en un crecimiento del 2 % en el valor del precio promedio del litro 4,11 medido en dólares.

Luego del Malbec, lo que más se vendió al exterior fue el vino sin mención varietal. Su crecimiento en litros fue del 190 % y en valor del 22 % para llegar a un promedio de u$s 1,09 por litro, lo que significó una fuerte caída del precio promedio del litro del -58 %.

Los despachos al mercado interno continuaron el año con la tendencia descendiente. En 2018 fueron despachados 838,8 M de litros, un 5,95 % menos que el año anterior, según los datos exhibidos por el INV. Los vinos blancos cayeron 11 %, los rosados 5,72 % y los tintos 4,03 %. Mientras que los varietales, con 22 % de participación en el mercado, tuvieron un retroceso del 2,45 % y los vinos sin mención varietal con el 78 % de participación disminuyeron sus ventas un 6,9 %.

Los vinos en botella y los envasados en multilaminado -Tetra Brik- son los que concentran la mayor participación en el mercado: 55,4 % y 40,4 % respectivamente. Ambos envases mostraron las caídas que explican el comportamiento de la categoría en 2018 con relación al año anterior: la venta de vino en botella en el mercado interno cayó 5 % por los despachos de casi 465.000 litros; mientras que el vino en Tetra disminuyó su llegada al mercado interno en 7 % por el despacho de casi 340.000 litros.

Según datos del INV, el consumo de vino en Argentina llegó en 2018 a 18 litros per cápita para el año, 2 litros menos que en 2017.