EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Asisten por eventos naturales

El Gobierno nacional mantiene los operativos de emergencia, a través de diversos organismos del estado, en las zonas de las provincias de Chubut y Neuquén afectadas por incendios forestales, y en Chaco, Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos para asistir a las poblaciones que sufren las inundaciones.

      Las acciones son coordinadas y monitoreadas bajo el Sistema Nacional para la Gestión Integral de Riesgo (SINAGIR), que concentra la intervención de los diferentes Ministerios con el objetivo de brindar, en el marco de un trabajo articulado con las provincias y los municipios, una respuesta integral y efectiva ante las emergencias.

     En cercanías de la localidad chubutense de Epuyén, tres aviones hidrantes y brigadistas del Sistema Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), junto a efectivos de la zona, bomberos de la Policía Federal e integrantes de Defensa Civil, trabajan para contener un foco de incendio que aún permanece activo y que afecta a unas 400 hectáreas.

      Mientras que ya se logró controlar el fuego en El Pedregoso, cerca de Cerro Hilario, sigue el trabajo para lograr la contención de otro foco en la zona con la participación de brigadistas del SNMF.

     Allí actúa personal de Gendarmería Nacional y de la Administración de Parques Nacionales (APN) junto a bomberos voluntarios y policía local y se emplean dos helicópteros provistos de helibalde y cuatro aviones hidrantes.

      También con medios aéreos, integrantes del SNMF, el INTA y la APN mantenían en Trevelín una guardia de ceniza, enfriando y controlando la zona para que no se reaviven las llamas.

      Y en Chos Malal, Neuquén, un avión observador permanece en apresto en caso de que fuera solicitado ante un incendio registrado en la zona de Cordillera del Viento.

      En tanto, las poblaciones afectadas por las inundaciones provocadas por las abundantes lluvias en las provincias de Chaco, Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos seguían recibiendo asistencia en zonas que aún se encuentran aisladas.

     Personal del Batallón de Ingenieros Anfibios 121, del Batallón de Ingenieros de Monte 12 y de la Dirección de Aviación, todos del Ejército, trabajan en la distribución en áreas rurales de alimentos, garrafas, medicamentos y elementos de primera necesidad provistos por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

      Con la coordinación del SINAGIR, también brindan asistencia a las poblaciones afectadas personal de Defensa Civil, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía Federal.

     De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Protección Civil, casi 1500 personas seguían evacuadas esta mañana en las cuatro provincias.

     Para atender la situación de los productores golpeados por las inclemencias climáticas, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria declaró el estado de emergencia y/o desastre para las provincias damnificadas.

     De acuerdo con la ley de emergencias, se implementarán prórrogas en los vencimientos de impuestos nacionales, se suspenden los juicios de ejecución fiscal y se otorgan beneficios impositivos para aquellos productores que presenten la documentación requerida.

      Por otra parte, se suman medidas extraordinarias como una línea de crédito subsidiada y la consideración de la situación de emergencia con relación a la autorización de faena de hacienda liviana.

     En paralelo, el Banco de la Nación instrumenta períodos de espera ante vencimientos y la suspensión de la iniciación de juicios y procedimientos administrativos por cobros de deudas.