EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Campaña de Soja en vigencia

Las empresas semilleras ya hacen lugar a sendos lanzamientos por la campaña de soja 2018. La expectativa por la Ley de Semillas sobrevuela en el ámbito productivo y empresario. En reuniones regionales, ante el inicio de etapa, se presentaron nuevas variedades con mayor potencial de rinde y más tecnología.

Ante una cantidad de multiplicadores reunidos en Rosario y Mar del Plata, Nidera anunció las nuevas semillas fundadoras, las nuevas variedades que los productores podrán comenzar a sembrar esta campaña y el paquete de información agronómica para que el canal de venta realice la mejor recomendación de manejo por ambientes.

“Acompañando la estrategia de Nidera Semillas, definimos que cada nueva variedad que lanzamos al mercado debe, al menos, aportar una ganancia genética del 2 % por sobre nuestros mejores materiales y los de la competencia. De lo contrario, no sale. Hoy, el 50 % de las variedades tiene menos de cuatro años”, detalló Pablo Colomar, gerente Comercial de Soja y Trigo de Nidera Semillas. “Analizamos profundamente el mercado argentino, aceleramos el desarrollo de nuevos materiales con ensayos en contraestación y también ajustamos mucho la tecnología. En la actualidad, la mitad de nuestro portafolio tiene tecnología STS y el 40 % es IPRO”, acotó.

El inicio de campaña se da en plena discusión por la propiedad intelectual. “Si hay un cambio en ese sentido, la inversión de todas las compañías va a ser mucho más grande. Hoy apenas el 40 % del mercado de soja reconoce propiedad intelectual”, sentenció Colomar.

En ése ámbito se aprovechó a plantear la importancia de un acuerdo en la Ley de Semillas y abrió el lanzamiento contando los avances del proyecto de Ley. “Estamos frente a una oportunidad única ya que por primera vez desde que se inició la discusión se está logrando un consenso entre productores y desarrolladores”, dijo Lisandro Galindez, gerente de Marketing de Nidera Semillas y presidente de Arpov.

“Todas las partes coinciden en que hay que generar un cambio, que reconozca tanto el desarrollo de la genética como la incorporación de nuevas tecnologías. Un ejemplo concreto de lo que está sucediendo hoy son las tecnologías que están disponibles en otros países y que no van a llegar al nuestro. Esto lejos de ser una amenaza, es una realidad. Hay casos de empresas desarrolladoras de eventos para malezas resistentes a glifosato que han frenado el proceso de desregulación. Recordemos que cada nueva tecnología que se introduce no sólo aporta mayor potencial de rendimiento sino también ayuda a que los productores puedan llevar a cabo una agricultura mejor, más eficiente.”, sostuvo el ejecutivo.

Sobre las perspectivas para la próxima campaña, Colomar sostuvo que a raíz de los problemas climáticos que afectaron la cosecha de soja, el nuevo ciclo se presenta como una gran oportunidad para que los productores hagan su recambio varietal y siembren semillas certificadas. “Creemos que la superficie de soja va a tener un leve crecimiento”, concluyó.