EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Financiación de insumos como clave

Los productores argentinos son usuarios intensivos de las distintas herramientas financieras de las empresas proveedoras de insumos. Este año las necesitarán más, por los problemas que dejó el clima. Nicolás Maciel, gerente financiero de Red Surcos, analiza este tema y explica en detalle las principales herramientas que tienen en el mercado.

El recurso más usado es el cheque de pago diferido, donde el cliente pacta el plazo. Antes se hacía a cosecha, pero cada vez más se estiran un poco, porque en ese momento los fletes pueden ser más caros, por la alta demanda de camiones, y entonces el productor prefiere plazos de pago más largos.

“En nuestro caso, además de las cuestiones que todos tienen en cuenta, vinculadas al historial crediticio del cliente y su situación en el sistema financiero, consideramos mucho el conocimiento que tenemos de él y su historia con la compañía. También sus planes hacia el futuro, que nos interesa conocer y acompañar”, afirma Maciel.

Haciendo números concretos, hoy es posible financiarse en pesos a tasas menores a la inflación. Por ejemplo, con esta herramienta sencilla del cheque de pago diferido se puede obtener financiamiento al 1,5 % mensual, cuando la inflación de marzo fue del 2,3 %. Es decir, las tasas reales son negativas. Y eso es una gran oportunidad.

Otra gran oportunidad es la excelente relación insumo-producto que se da hoy, que para muchos es la mejor en una década. Es decir, en los últimos 10 años nunca se pudieron comprar tantos insumos con una tonelada de trigo, de maíz o de soja como ahora.

Maciel es claro sobre la importancia de la financiación en el negocio de los productores y de las empresas: “no hay ventas sin financiamiento”, precisa. Para poder darlo, cuenta que tienen un fuerte apoyo del sistema financiero y del mercado de capitales.

Recientemente, Red Surcos colocó una Obligación Negociable (ON) por $ 250 M, que también destinará a sus planes de crecimiento en el exterior, particularmente en Brasil, Rusia y Ucrania.

Para eso, la compañía prevé duplicar la producción de sus plantas en la Argentina, ubicadas en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, además de la cantidad de personas que trabajan en ellas.

Otra herramienta financiera muy utilizada por los productores, que también está disponible para esta campaña que se inicia, es la factura en dólares con cheque de pago diferido en garantía. Habitualmente, explica Maciel, el productor paga la factura con la entrega de granos y la compañía devuelve ese cheque.

Para esa operatoria, Red Surcos cuenta con plantas de acopio propias en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, además de una corredora de cereales también propia: Surcos Cereales.

Las tasas que tienen los productores por la financiación en dólares también son muy atractivas, en torno al 0,5 % mensual. “Además, el hecho de entregar los granos para pagar los insumos tiene para ellos importantes beneficios fiscales, como por ejemplo no acumular un crédito a favor enorme por el IVA, que siempre resulta muy difícil de recuperar”, explica Maciel.

Una tercera herramienta que es común que utilicen los productores para comprar insumos son las tarjetas de crédito especiales para el agro que tienen los distintos bancos del país.