EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Aportes de agroindustria por u$s 21.872 M

Sin ese aporte, la actividad del resto de los sectores económicos sería inviable porque son deficitarios en términos cambiarios.

Las divisas aportadas por el sector agroindustrial permiten asegurar las operaciones y empleos de la mayor parte de los sectores económicos presentes en el territorio argentino. En los primeros 9 meses de 2017 el ingreso neto integral de divisas que han generado los sectores “oleaginosos y cereales” y “otras actividades primarias” fue de u$s 21.872 M. La mayor parte de ese monto está representado por exportaciones de cereales, biodiesel, harina, aceite y poroto de soja.

En segundo lugar se ubicó el sector “alimentos y bebidas” con u$s 3.756 M netos ingresados entre enero/septiembre de 2017, mientras que el tercer lugar del ranking fue para el sector minero con u$s 2.350 M. Los datos corresponden a las cifras de ingresos y egresos de bienes, servicios, dividendos, intereses e inversiones directas publicadas en el último Balance Cambiario del Banco Central de la República Argentina.

Los demás grandes sectores generadores de bienes de la economía argentina consumen muchísimos más dólares de los que generan y son “subsidiados”, en términos cambiarios, por el sector agroindustrial.

El campeón del consumo de divisas es el sector automotriz, el cual necesitó u$s 6.486 M en enero/septiembre de este año, seguido muy lejos por el rubro de “maquinaria y equipos” con un déficit cambiario de u$s 3.315 M que es producto, en buena medida, del subsidio a la importación de tecnología promovido por la sobre apreciación cambiaria.

El comercio, la industria química, el sector petrolero, elaborador de metales, la generación de electricidad, el sector de comunicaciones y la industria textil entre otras actividades económicas viven gracias a las divisas generadas por el complejo agroindustrial.