EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Leve repunte vendimial

 

A los 17,3 M de quintales de uva que se cosecharon en el 2016, recordada como la peor vendimia en 50 años, le sigue la actual con una mejora de un 13 %, por cosechar 19,5 M de quintales. Con cifras lejos de la media, se estima que los precios seguirán en alza por la escasa oferta de materia prima.

Las heladas de primavera, con un clima más seco y ligeramente más frío de lo habitual, redujeron los rendimientos en un 25 % en Mendoza, con un impacto mayor en el Valle de Uco, sobretodo para la uva Malbec, cuya producción cayó un 55 %. Así las cosas, en esa zona se obtuvieron vinos de gran concentración, explosivos aromas y refrescante acidez.

En Mendoza se cosecharon 12 M de quintales, que se distribuyen con 5,9 M en la zona Este, 586.000 quintales en San Rafael, 309.000 en General Alvear y 5,7 M de quintales en la delegación Mendoza, que incluye el Valle de Uco. En San Juan se cosecharon 5,49 M de quintales.

El INV señala que, respecto de la variedad Malbec, en toda Argentina se cosecharon 3,1 M de quintales, un 13 % más que el año anterior.

Sobre las estimaciones de cosecha que hace el INV, existen cuestionamientos técnicos, por no cumplirse las apreciaciones proyectadas en diciembre pasado sobre la vendimia, lo que causó una baja en el valor. En el comparativo entre los quintales cosechados y la estimación de febrero, el porcentaje de cumplimiento fue del 99,9 % para Mendoza, pero en San Juan hubo una diferencia de 101,8 %.

Lo cierto es que la cosecha es ajustada y ofrece una demanda ágil que va a sostener los precios. A otro lado, el dólar depreciado tienta a la importación de vino, con los costos que enfrenta el sector.

El cálculo técnico del INV, en base a existencias al 1 de abril, a la fecha de liberación del vino nuevo, el 1 de junio arroja un volumen para un stock equivalente a 5,6 meses. A la fecha han ingresado al país unos 60 M de litros de vino tinto, que son los que han equilibrado la balanza de los caldos. En Mendoza, el stock técnico de vinos color es de 5,4 meses, mientras que los blancos indican 8,3 meses. En San Juan, los de color tienen un stock técnico de 2,5 meses.