EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Tiempo de Vendimia

Al margen de la fiesta vendimial en la que la agenda vitivinícola retoma vida, el sector busca recuperar mercado interno, corregir los objetivos propuestos en el PEVI 2020 y, atender el imprevisto legislativo porteño que prohíbe la publicidad en vía pública en ese ámbito.

La Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) presentará en su desayuno la “Visión Estratégica de la Vitivinicultura Argentina”.

Todos los actores de la cadena productiva, autoridades nacionales y provinciales y personas vinculadas con la vitivinicultura argentina se reunirán en éste, uno de los actos más importantes del Calendario de Vendimia.

El tradicional “Desayuno de COVIAR” es el evento en el que la Corporación Vitivinícola Argentina cumple con su responsabilidad de rendir cuentas sobre los avances y dificultades del Plan Estratégico Vitivinícola 2020 y renueva el compromiso de la Visión Estratégica de la Vitivinicultura Argentina.

Este año, además, la Corporación Vitivinícola Argentina renovará sus autoridades con Ángel Leotta, titular de la Cámara Vitivinícola de San Juan, que asumirá como presidente de COVIAR y estará acompañado en su nueva gestión, secundado por la saliente y futura vicepresidente, Hilda Wilhelm, de Federación de Cámaras de Productores Vitícolas y, el otro vice, Walter Bressia, de Bodegas de Argentina.

El curso del último año ha discurrido entre intensas actividades de carácter técnico, comercial y de marketing. Particular nota merece el Recurso de inconstitucionalidad presentado en tribunales porteños ya que una ley prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en la vía pública de la ciudad de Buenos Aires. La norma contraviene abiertamente el principio de ordenamiento y jerarquía jurídica, respecto de la que promueve al vino como bebida nacional.

En otro orden, las exportaciones de vino argentino representan poco menos del 3 % del comercio mundial, a la vez que poco más 5 de cada 10 litros de vino argentino que se exportan es Malbec.

En los últimos cuatro años, del 2013-2016, las ventas de vino al exterior cayeron y si bien una multiplicidad de factores explica esta situación, sin lugar a dudas la inflación y su correlato en el atraso cambiario influyeron fuertemente en la caída de los volúmenes exportados.

En el mercado interno, el 2016 marcó un año especialmente negativo por la caída en el poder adquisitivo en general de la población, también a causa de la inflación.

Hay que sumar a esto la mala aplicación del acuerdo de diversificación de uva a mosto que significó la generación de un excedente vínico que se arrastró entre 2014 y 2015 y tuvo su correlato en los magros precios de uvas y vinos durante esos años.