EDICIONES ANTERIORESTodas las ediciones anteriores en su versión electrónica

Rigor intelectual

El INASE dio a conocer un informe que echa luz sobre el nivel de informalidad en el mercado de la soja con detalles de la concentración en materia de producción del cultivo por estrato de productores, el origen de la semilla que utilizaron y hasta los nombres de 2528 grandes productores que no cumplieron con las presentaciones ante el organismo.

Así, en el ciclo 2015/2016, de 20.479.094 ha con soja en el Registro de Usuarios de Semillas (RUS) se declaró la siembra de 6.671.114 ha con el cultivo. Se trata de un número bajo, ya que representa el 32,6 % de la superficie sembrada del total del país. Dicho de otro modo, no se registraron casi 14 M de ha.

El RUS recibió información de 9176 productores. En esa campaña, 2,9 M de ha, el 43,52 % de la superficie total sembrada declarada, fue realizada por sólo el 6,66 % de los productores, esto es 611 empresas. Otros cinco estratos restantes hicieron el 56,48 % de la superficie. En tanto, los productores de menos de 150 hectáreas sembraron el 2,95 % de la superficie declarada, 196.496 ha. Si bien en números éstos son más, ya que al ser 2439 representaron el 26,58 % de los productores que cumplieron el requerimiento oficial.

El origen de la semilla declarada, el principal es el uso propio -que el productor se guarda de una cosecha para volver a sembrar en el siguiente ciclo-, que representó el 78,3 % del total. En tanto, el 21,7 % de los productores declaró haber comprado semilla fiscalizada.

Además de estos datos, el INASE brindó los nombres de 2528 productores de la categoría Grandes Usuarios de Semillas “GUS” que no cumplieron con las presentaciones que debían hacer a pedido del ente por la campaña de soja 2015/2016 y vía este sistema. Entre ellos figuran productores individuales, cooperativas, exportadores e incluso figuran Syngenta y Monsanto.

De tal manera que el INASE llama a realizar declaraciones juradas de semillas de soja y trigo a través del RUS, sea como uso propio o de compra antes del 30 de marzo próximo. Quienes no declaren en el RUS, a futuro pierden el beneficio de tener la excepción de uso propio.

El proyecto de Ley de Semillas que se presentó en el Congreso por parte del Poder Ejecutivo, tal como entienden en Agroindustria, busca el equilibrio entre las partes interesadas. La decisión política, al menos, parece decididamente encaminada a ello.

Por otra parte y con este objetivo el INASE renovó hasta el 28/02/2018 el convenio con la Bolsa de Cereales para realizar los análisis de granos para la Campaña de soja 2016/17 por el cual recibirá de los operadores de comercio o las Cámaras Arbitrales la información relativa al producto cosechado y a los fines de la verificación de la semilla que le dio origen para la campaña 2016/17. En los casos de inconsistencias el INASE podrá instruir sumarios y publicar las sanciones correspondientes.